sábado, 3 de septiembre de 2016

LA MUÑECA DE TRAPO

Imagen de Noemí Villamuza


Dales placer, el mismo que consiguen cuando despiertan de una pesadilla. 
Alfred Hitchcock

De todos tus regalos solamente conservo la muñeca de trapo. 
Permanece sentada  frente a la ventana. 
Ayer la castigué para que no pudiera ver los amaneceres. Descosí su cabeza y la giré hacia el lado contrario con el fin de que nunca mirase hacia la calle.
Ella a cambio, me regaló una pesadilla.
Yo, por la mañana, tras abrir  los ojos, observaba cómo su cerviz me desafiaba sobre su pecho.


No hay comentarios:

Publicar un comentario