domingo, 4 de septiembre de 2016

LA CASA

Imagen Gao Guizi
Hogar es contemplar la luna elevarse sobre la durmiente tierra baldía 
y tener a alguien a quien llamar para que se acerque a la ventana y te acompañe.
 Stephen King 

Mudarse;
comprobar la resistencia
de las cajas de cartón.
El tamaño sí que importa,
ni muy grandes ni muy pequeñas.
Separar;
lo importante dentro,
lo olvidable fuera.
Comprimir la vida;
convertir lo necesario en ligero,
admirar el peso vacuo del suspiro.
Decorar;
el jardín como cuarto propio.
Evitar que las malas hierbas tomen fuerza.
Dibujar las cicatrices en la tierra
y que la lluvia las borre.
No mezclar la ropa interior con la memoria.
Colgar mi retrato
y echarme flores.
Regar siempre los proyectos.
Habitar;
permitir al viento un paseo interior por el hogar,
(lo llaman corriente)
Apagar las velas,
tras compartir alguna cena.
Subir los escalones de dos en dos,
siempre que no exista escalera.

2 comentarios:

  1. Justo hoy hablaba de lo que me gustan las mudanzas. Esa oportunidad de deshacerse de lo prescindible y afrontar el vacío como quien se enfrenta al folio en blanco. Conquistar un nuevo espacio y dibujar la vida en sus rincones.
    También el previo me apasiona: ese recorrido por las casas posibles hasta que llega la que ES, ejercitando la fantasía para verme en cada una de ellas. Luego viene la despedida de cada una de las vidas imaginadas y el traslado de tu vida real a un nuevo escenario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen mala fama y a veces son incómodas pero es un mero trámite entre un final y un comienzo y viceversa. Hay un arte del que nadie habla y es construir un hogar en cualquier parte. Un abrazo

      Eliminar