sábado, 10 de octubre de 2015

JUEGOS, MANZANAS Y TENTACIONES

Imagen de Anka Zhuravleva
Logro resistirlo todo, salvo la tentación.
Oscar Wilde
Resuena en mi cabeza una larga hilera de “noes” bañados en saudade. 
Ahora se han transformado en un quizá y mi sonrisa más picante  contempla un futuro sí, deliciosamente envuelto en tarta de manzana.

No puedo evitar imaginar mis uñas escribiendo en tu espalda la palabra “Dédalo”

Me sueño siempre en Madrid y de noche.
Eternas lunas que me invitan a beber una y otra vez de aquella fuente. 
Tú sabes que fuimos tantas veces que nos rompimos.

Regresan los secretos, el aroma a hierba y el embriagador jazz que insiste en que deposite todo mi drama en los cuadernos. 

Mi libertad pide anonimato y siempre es agradable caminar a tu lado rodeados de invisibles que nos comprenden mejor que nuestros vecinos.

Hubo un tiempo en que me sobraban diez cervezas y me faltaba algún abrazo.

El mal augurio de los espejos rotos cayó en el autor de los gritos. Nunca supo que su mejor frase era el silencio.

Salgo a la calle desnuda acompañada de  letras que danzan a su antojo para decir verdades o  mentiras.

Hoy la ciudad es un lienzo en blanco.  Ya no permito a nadie que agarre mis lápices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario