sábado, 11 de marzo de 2017

MI NO-CURRÍCULUM

Foto de Pilar Escamilla Fresco



MI NO – CURRICULUM
*texto que surge a raíz de la idea de David Testal sobre el currículum como cementerio (idea que comparto) y de un encuentro al que acudí para escuchar a David junto a Monoperro; brindo por ambos, siempre.






No daré mi  fecha de nacimiento, porque nazco cada día. 
Olvidé mi edad porque desde hace tiempo si me preguntan, me añado años. Es una excusa para sonreír cuando me dicen que parezco más joven.

Elegid un nombre para  mí.
Una vez tuve un trabajo en el que jugué  y di un nombre distinto al habitual. Me sentía cómoda cuando se dirigían a mí de otra manera y sin embargo fuera de allí no hubiese atendido jamás por el nombre que inventé.

Soy autodidacta. Aprendo por mí misma pero no solo de mí misma, sería muy aburrido. 
Nunca aprendo nada si me aburro. 

Me formo a diario, crezco a cada instante aunque mantenga intacto lo mejor de la infancia. Me empapo de conversaciones, viajes, lecturas, cine, pinturas…
Permito que mientras respiro, mi curiosidad abra puertas invisibles e imagino que a través de los poros de mi piel, penetra todo lo que me interesa.

Podría como antaño,  hacer una lista con mis títulos, carreras universitarias, experiencias laborales, cursos. Podría adjuntar cartas de recomendación que están en alguna parte.

No lo haré porque me cansé de valer más por todo lo anterior. No me gusta generar más confianza por el pasado que por el presente. Además no me gusta que se acerquen a mí con expectativas.
¿Es justo que todo lo que he realizado en mi vida aceptando lo impuesto, sin libertad, sea mi carta de presentación?

Me limitaré a contar que me apasiona la literatura. Amo lo que hago y siempre hacemos bien aquello que queremos hacer. 
Os diré que me entusiasma todo lo que comienzo, que solo quiero contagiar la pasión que siento por las letras con cada una de las actividades que propongo y/o coordino. 

Os advertiré  que cuando leo un libro, lo devoro, lo subrayo, me instalo en esos huecos que quedan entre una línea y otra (siempre quepo cómodamente), escribo en los márgenes y cuando finalizo la última frase, me detengo y vuelvo a leer algo de lo que subrayé, para que la cicatriz que tanto busco,  se tatúe en mi alma y quede ahí para siempre.

Hay muchos nombres de personas a través de las cuales he decidido caminos: Virginia Woolf, David Testal, Eva Gallud, Magritte, Eric Rohmer , Remedios Varo , Kim Ki –Duk, Agota Kristof, Wislawa Szymboska, Ludovico Einaudi, Alfred Hitchcock, Delibes, Mascha Kaleko, Krzysztof Kieślowski,   Michel Gondry, Thomas Vinterberg, Hindi Zahra, Carmen Martín Gaite, Sándor Márai, Tim Burton, Luis Goytisolo,  Erik Satie, Lewis Carroll, Kiarostami, Anaïs Nin, Anne Clark, … y una lista enorme de amigas y amigos.

También aprendo muchas cosas de los paseos en soledad y de detenerme a mirar por la ventana.

No creo en el amor de pareja, en la unión de dos para ser uno; yo ya soy una. 
No creo en “parasiempres”, ni en firmas, contratos, obligaciones ni responsabilidades que no sean conmigo misma.
Cada vez creo más en el amor, sin apellido. 
Soy una romántica y creo en el amor como suma, en ese que da un resultado completamente distinto a los elementos que decidieron sumarse.

Soy individualista, sí y me contradigo. 

Me encantan los secretos, creo que todos debemos reservar un cajón en nuestra vida para nuestra intimidad y no abrirlo.

Escribo libros a diario pero he publicado pocos por pereza.

Un Cuarto Propio es para todos aquellos que quieren entrar, porque les apetece.


Este No-Currículum será otro dentro de un instante.

Pasad sin llamar.

4 comentarios:

  1. Ojalá la mayoría de los mortales siguieran tu currículum como ejemplo de felicidad, un abrazo, Liana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga! Es fácil ser feliz cuando tomas las riendas de tu vida y dejas todo aquello que te limitaba atrás.

      Eliminar
  2. Iba a hacerte un comentario, pero era lo que pensaba hace cinco minutos y ya no valdrá cuando lo leas. En cualquier caso, yo tampoco soy el mismo, han muerto varias células y han nacido otras nuevas.
    También es irrelevante lo que yo piense de ti, lo realmente importante es como te sientas tú misma.
    ¿La libertad? Te preocupa enormemente como a todas las personas sensibles, y curiosamente cada individuo pone un límite a su libertad. Totalmente absurdo, ¿no? creo que tú no, pues no sería libertad, y sobre todo no la sentirías.
    No quiero decirte más para que no sepas lo que no sé ni yo que te lo estoy diciendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar por aquí. No seré yo la que te diga lo que estás diciendo. Hay palabras enormes cuya definición normalmente es una "aproximación" Libertad, Felicidad... es un estado mental, es a ratos, pero uno sabe cuando se siente bien consigo mismo y yo lo estoy. Una de las razones es rodearse de buena gente.
      Más gracias

      Eliminar