viernes, 20 de enero de 2017

ES TARDE


Imagen de Ydk Morimoe

Sin la amenaza del castigo no hay siquiera el placer de la fuga. 
Kobo Abe 


Enero me convirtió en grieta.
Hace frío y ellos se asoman,
lloro si me hurgan,
recito lo que quieren oír
antes de irme.
Me invitan a volver
tras cada huida.
Gritan,
después susurran,
prueban con dulzura
con violencia
con promesas 
dando dos pasos atrás
o un salto  sobre mi cama usada.

Se empeñan en meter el dedo;
ellos siempre son más.
Una y otra vez,
otro dedo.
Me gusta, pero vete.
Así un adiós, tras otro.
Mañana un cambio en el gesto,
los brazos cerrados
sin posibilidad de abrazo.
Yo abro mis piernas
aprieto la boca sin besos.
Me gusta, luego vete.
Siete carcajadas y un bostezo;
es tarde para llorar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario