viernes, 28 de octubre de 2016

FORMAS DE DECIR, SIN DECIRLO



*Imagen de Beatriz Martín Vidal


"Lo que eres me distrae de lo que dices" 
Pedro Salinas

Te hablo de pasear, 
por la orilla del asfalto 
si mis manos respiran sin reloj.
Cualquier mechón rebelde
que escapa del enfado de una horquilla
acepta tu cena de esta noche.

Si danzan unas cuantas pestañas
fingiendo perderse,
te invito a un abrazo improvisado.
Aunque aprendí hace tiempo
la curva perfecta para trazar un NO
y alargo su vocal con la mirada firme.

Hay días nublados
en que encuentro el camino
para escapar antes de haber llegado
y noches en que freno mi garganta
para proteger un corazón
que tiembla.

Escucho los pájaros
que habitan en mi sombrero
pero me quedo sorda
cuando me pides un porqué.
Quizá me tambaleo
y siempre aseguro que bailo.

Puedo implorar a las brujas,
el mejor hechizo para que vengas
y olvidar llamarte.
SÍ, confieso que a veces,
le echo la culpa a la lluvia
de la gota salada que recorre mi mejilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario