lunes, 8 de agosto de 2016

FIEBRE

Imagen de Hasegawa Keiko



“Los cielos de invierno son fríos y bajos, con fuertes vientos y granizo helado. Pero cuando hacemos el amor debajo de nuestra colcha, hacemos tres meses de verano”.

Tzu Yeh



El termómetro,
al ritmo de la vieja mecedora,
tiñe el cuarto de verano.
Imagino  tacones
que danzan al unísono
al observar nuestro ágape.  
Dibujamos olas invisibles,
durante el suave contoneo.
Es ahora y aquí,
cuando el temblor asciende
hasta la cúspide de un gemido.
Tú sigues el movimiento
de mi mano,
con tus pestañas.
Es ahora,
en el hueco de la intemperie,
donde cruzamos caricias
mientras bebemos el silencio 
a pequeños sorbos.
Es aquí,
lugar del descenso de un suspiro
que se acicala,
para dar la bienvenida al siguiente.
Recuerdo tu vaivén favorito,
con mis caderas.
Saboreas los restos de  música
almacenados en mi ombligo.
Persigues con tu lengua
las ciudades invisibles
que habitan mi piel.
Respondes sin preguntas,
cuentas hasta nueve
y vuelves a empezar.
Si me pierdo,
siempre me encontraré
acomodada en tus rarezas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario