miércoles, 21 de octubre de 2015

AUSENCIA DE RUIDO

Imagen  de Javier Arizabalo


La palabra precisa tal vez sea efectiva, pero ninguna palabra jamás ha sido tan efectiva como un silencio preciso. 
Mark Twain


Nada, ausencia de ruido.

La calma como banda sonora mientras muevo el lápiz al ritmo de echarte de menos. 
El calendario aún se sorprende cada vez que marco con un círculo nuestro próximo encuentro.

Risas, bostezos, canciones…  Ni rastro de incómodas rimas consonantes.
No recuerdo aquel cuarto pero sé que siempre estuvo vacío.

No es necesario que hables mientras sonríes. Me gusta escuchar la poesía de tus dedos deslizándose por mi cuello mientras leo.  

Por favor, no molesten, estoy en pleno vuelo.

Ayer nos acariciamos las costuras; ya no se rompen ni se derrama sangre en las puntadas impares. Un buen hilo aprieta pero no ahoga, une sin invadir.   

No hay espejo capaz de reflejar tanta verdad, ni exagerados gemidos que lo rompan. Cualquier paso de baile  es sencillo si se comparte el ritmo.

Siempre me sobran un par de trayectos para imaginarte. 

El invierno será cálido en tu cama.

Los últimos versos se escriben con la mirada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario